Semillas del cambio (I)

No era la reforestación uno de los proyectos marcados por la oficina local de WWF en la reserva forestal de Dadia. Pero tras los incendios que asolaron la prefectura de Evros el pasado verano (la zona afectada por el fuego fue de aproximadamente60.000 ha), todos staff técnico, voluntarios y los servicios forestales aceptamos con ilusión el reto de recuperar nuestros bosques de inmediato.

¿Por qué plantar árboles?

¿Por qué emplear nuestro tiempo y energía en plantar árboles? Esta es la primera cuestión que puedes estar planteándote. Bien, durante décadas plantar un árbol ha sido la actividad más básica y todo un símbolo de la educación ambiental. Con ello, no sólo se ayuda a desarrollar conductas que mejoran el medio ambiente sino también sentimientos de amor y respeto hacia otras formas de vida. Algunas de las razones por las que plantar un árbol son bastante obvias: los árboles capturan dióxido de carbono, liberan oxígeno, protegen el suelo de la erosión o intervienen en el ciclo del agua. Pero  además también regulan la temperatura del ambiente, proporcionan alimento y hábitat a comunidades locales o contienen principios activos fundamentales para la producción de medicamentos.

 

Recolección de semillas: primer paso para plantar un árbol

El primer paso para plantar un árbol es la recolección de semillas. Tarea aparentemente bastante fácil, pero para la cual se necesitan tener en cuenta algunos factores.

En el pasado decidieron apostar por repoblaciones monoespecíficas de Pinus maritima, las cuales devoró el fuego. La vegetación autóctona presenta un mayor grado de resistencia y supervivencia, además de ser más biodiversa. Enmendando así el error de anteriores adiminstraciones, decidimos apostar por la reforestación con plantas autóctonas del género Quercus spp.

Una vez seleccionadas las zonas y plantas para su recolección, el principal objetivo no  es otro que obtener una candidad aceptable de semilla que luego tenga una buena germinación en el vivero para producir plantas forestales.

En nuestro caso, las bellotas son relativamente grandes, por lo que utilizamos sacos que permitieran la respiración de las mismas para que no se estropearan hasta el momento de su siembra.

 

Recolectar semillas no es la actividad más divertida del mundo, para ser honestos, y los frutos del trabajo no son inmediatos. Pero la recompensa de un futuro más verde es inmensa. En cualquier caso, una guerra de bellotas entre los amigos siempre ayuda…

¿No te gustaría plantar un árbol?

Singular Tree Dadia

Plants for life

Las plantas son imprescindibles para el funcionamiento de la vida, tal como la concebimos desde el punto de vista del ser humano. Las plantas proporcionan el oxígeno que respiramos, el alimento que comemos. 

El hombre ha vivido con las plantas y entre las plantas, hemos evolucionado de su mano. Compartimos el mundo con las plantas. Incluso aprendimos a domesticarlas a través de su cultivo, haciendo uso eficiente de las mismas. Ahora es tiempo de trabajar para salvaguardar la herencia genética y de biodiversidad que las plantas nos brindan.

People have always lived with and amongst plants. Indeed, we have evolved alongside plants and learned how to make use of them. We shared the world with plants and also have the power to affect them in many different ways. With this power goes the responsability to safeguard our plant inheritance.

However, plants are threatened all over the world. This threat can be seen in the disappearance of natural habitats and in the growing tally of species extinctions. Various factors are responsible, but nearly all have human origin.

Vella pseudocytisus subsp. paui

Ex situ cultivation of threatened indigenous species Vella pseudocytisus subsp. paui

Loss of plant species

The destruction of natural ecosystems is the most serious threat facing the survival of plants today. A serious consequence of habitats loss is extinction of especies. Little is known of the consequences of such extinctions for the stability of the ecosystems which remain.

There have been major extinctions of plants and other organisms in the past and some people have argued that the present predicted wave of massive extinction should not be of undue concern. But this time the cause of major extinction is different (ourselves) and potentially we can do something to combat it, if we so wish. An additional concern is loss of genetic diversity in those species which survive, through loss of local populations. Will conservation measures be able to stop a new massive extinction?

The world’s ecosystems have been plunged into chaos, with some conservation biologists thinking that no system, not even the vast oceans, remains untouched by human presence. Conservation measures, sustainable development, and ultimately, stabilization of human population numbers and consumption patters seem to offer some hope that a new massive extinction will not develop.

Working together to safeguard life

As the human population of the Earth grows, so we all need to work together to save the rich diversity of the plant world. This task becomes harder as more and more natural resources are required by the increasing population. The challenge facing all of us is to meet these demands, whilst not accelerating the destruction of biodiversity or degradation of valuable or productive ecosystems.