Mis razones para apoyar el 14-N

Sí. Es una huelga política

Por supuesto que es una huelga general política. Una jornada de protesta contra la política del gobierno, que no sólo es injusta sino también ineficaz. Una política de recortes, tan desmesurada y obscena como la búsqueda de enriquecimiento y crecimiento económico ilimitado en épocas de prosperidad, y que como estamos viviendo, resultó una farsa. Una política de “recortar por recortar sin saber dónde nos va a llevar” impuesta desde afuera por la banca, las financieras y las grandes empresas, sin importar las necesidades de nuestro país, sin importar la gente.

Sí, es una huelga política, o lo que es lo mismo, un fracaso del gobierno por su nefasta gestión. Y aunque a la señora –por decir algo- Aguirre no le guste, la huelga es un derecho, las urnas tan sólo son una meridiana claridad del alto grado de manipulación electoral y tener políticos de mierda destrozando una nación no es obligación.

 

STOP Desahucios

Aún al comienzo de la crisis, notables representantes de los dos principales circos, digo partidos, PP y PSOE, animaban a comprar pisos a mansalva y a consumir para mantener el crecimiento, tan atocinados en sí mismos que  ni siquiera con la crisis encima quisieron verla, negándola una y otra vez como San Pedro.

Y mientras las propuestas de algunos partidos de izquierdas para proteger al ciudadano y vigilar a la banca eran rechazadas una tras otra, la crisis traía más paro, quebraba miles de pequeñas empresas y el drama social se agravaba.

Hoy, PP y PSOE se hostian por salir en los medios anunciando una ley de desahucios que no llega ni a tiempo (una media de 517 desahucios diarios en España) ni en formas. ¿Nos toman por tontos?

No soy un ciudadano ejemplar

Durante el último año he vivido en Grecia, donde conocí en primera persona el día a día de griegos sin futuro; de niños que desfallecen en la escuela por no tener ni siquiera para un desayuno; inmigrantes que cruzan la frontera con Turquía para sobrevivir y son hacinados en condiciones infrahumanas; experimentados y contrastados profesionales que deben soportar recortes salariales del 40% (y en aumento) cortando las alas a cualquier esperanza para sus familias; depresión y tristeza en cada esquina; radicalización de las ideologías y fractura social, caldo de cultivo de violencia desatada; suicidios, etc.

No estoy dispuesto a ver mi pueblo en la misma situación. No pienso bajarme los pantalones y ver mis derechos marchar. No soy un buen ciudadano español para Rajoy, que nos quiere en casica y en silencio sufriendo su insensatez. Pues que venga Wert a españolizarme. Yo voy a la huelga.

Para Rajoy, la Ley de dependencia no es viable

Cuando más se necesita el apoyo de instituciones, más se está acelerando el deterioro de los sistemas de protección social más básicos echando por tierra los avances conseguidos en los últimos decenios.

En 2012 la mitad de la población aragonesa (49,9%) tiene problemas para llegar a fin de mes.Los recortes sin sentido están ampliando la fractura social que hace que un grupo de privilegiados aumente su poder, mientras que la inmensa sociedad vemos reducidas nuestras expectativas de futuro y nuestra calidad de vida.

La doctrina del miedo no va conmigo

Frente a los que dicen que las huelgas no sirven para nada, quede como ejemplo los desahucios parados por ciudadanos organizados, dejando en evidencia a los políticos, la única pieza del sistema gobierno-ciudadanía que no sirve para nada.

Queda pendiente la reincorporación ciudadana en la toma de decisiones y participación activa en la construcción de una sociedad más justa y solidaria. El 14-N es un momento perfecto para tomar conciencia, reconectar con la gente y nuestro entorno, resucitar la empatía por nuestros semejantes, reflexionar y actuar.

Se me ocurren muchos más motivos para participar en el 14-N:

Paro insostenible, niveles elevados de pobreza, impuestos al alza, recortes sociales brutales, deuda ilegítima, empresas y bancos  se enriquecen a nuestra costa, desapego social, abandono de la lucha por los derechos humanos y la cooperación al desarrollo,  previsiones económicas catastróficas para España desde Europa, ministros que se encomiendan a la virgen para salir de la crisis, cambio climático, mercantilización de los recursos naturales del planeta, desigualdad social… o simplemente porque no quiero que unos cabrones sin escrúpulos controlen mi vida y mi destino.

 

YO PARO. YO VOY A LA HUELGA. 14-N

 

 

Advertisements